La celiaquía es una enfermedad en la que la mucosa del intestino delgado pierde la capacidad de absorber los nutrientes de los alimentos por intolerancia al gluten, presente en cuatro cereales: trigo (T) , avena (A), cebada (C) y centeno (C). Las iniciales de estos cereales forman la sigla TACC. Es por eso que los productos aptos para celíacos poseen la leyenda sin TACC.
El diagnóstico de la enfermedad se realiza a través de una prueba en sangre, se confirma por biopsia intestinal y puede detectarse en cualquier momento de la vida. Los síntomas típicos son diarrea, pérdida de peso, anemia y desnutrición (más frecuentes en niños). El único tratamiento es adoptar una dieta sin TACC.
Hasta el momento, no hay estudios científicos que demuestren que el uso de cosméticos o productos de higiene corporal que contengan TACC pueden dañar las vellosidades en el intestino de los celíacos. Sin embargo el uso de productos cosméticos no aptos para celíacos puede ocasionar alteración de la mucosa intestinal si son ingeridos por accidente, como puede ocurrir con el lápiz o brillo labial, la crema de manos, etc.
Por otro lado se ha observado que muchos pacientes con celiaquía presentan dermatitis o eczemas de contacto a productos que contengan gluten. Es por todo ello que se recomienda el uso de productos cosméticos sin TACC a pacientes con esta enfermedad.
Con respecto a los cosméticos no existe en el país regulación específica para pacientes celíacos.
Muchos cosméticos tienen gluten en sus formulaciones, pero no aparece en las especificaciones, por lo que frente al desconocimiento se recomienda no usarlos. Para poder llevar la leyenda “Sin TACC”, los cosméticos deben ser sometidos a pruebas que certifiquen la ausencia de gluten en el producto final que va a llegar al consumidor.

La Asociación Argentina de Celiaquía (www.celiaco.org.ar) tiene a disposición una guía impresa de alimentos, medicamentos y cosméticos sin TACC que edita anualmente a partir de la información remitida por empresas y laboratorios.